HPV y otras infecciones

Preguntas frecuentes

¿Qué es el HPV?

El virus del Papiloma Humano (HPV) es la infección de transmisión sexual (ITS) más común. Es un virus distinto al del HIV y al virus del herpes. El HPV es tan común que casi el 80% de los  hombres y  mujeres sexualmente activos lo contraen en algún momento de su vida.

Hay más de 100 tipos distintos de HPV. Algunos tipos pueden causar problemas de salud como verrugas genitales y cánceres. Pero hay controles y vacunas que pueden evitar que estos problemas de salud ocurran.

¿Cómo se transmite el HPV?

El HPV se puede contagiar al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona que tenga el virus. Se transmite con mayor frecuencia durante las relaciones sexuales vaginales o anales. El HPV puede transmitirse incluso cuando la persona infectada no presenta signos ni síntomas. Toda persona sexualmente activa puede contraer el HPV, incluso si tiene relaciones sexuales con una sola persona. También es posible que presente los síntomas años después de tener relaciones sexuales con una persona infectada, lo que dificulta saber cuándo se infectó por primera vez.

¿El HPV puede causar problemas de salud?

En la mayoría de los casos el HPV desaparece por sí solo y no causa ningún problema  de salud. Pero cuando el HPV no desaparece, puede causar problemas de salud como verrugas genitales o cáncer.

Generalmente, las verrugas genitales aparecen como pequeñas lesiones o grupos de lesiones en la zona genital. El examen médico puede diagnosticar por lo general fácilmente las verrugas genitales.

¿El HPV causa cáncer?

El HPV puede causar cáncer de cuello uterino y otros cánceres como el de vulva, vagina, pene o ano. También puede causar cáncer en la parte de atrás de la garganta, como en la base de la lengua y las amígdalas (llamado cáncer orofaríngeo).

El cáncer generalmente puede tardar años en aparecer —incluso décadas— después de que una persona haya contraído el HPV. Los tipos de HPV que pueden causar  verrugas genitales no son los mismos que los que pueden causar cáncer.

No hay manera de saber que personas infectadas con el HPV presentarán cáncer u otros problemas de salud. Es posible que las personas con sistemas inmunes débiles (incluidas las personas con el VIH/SIDA) tengan menor capacidad para combatir el HPV y más probabilidad de presentar problemas de salud derivados del virus.

¿Cómo puede evitar el HPV y los problemas que puede causar?

La posibilidad de infectarse por HPV o sus consecuencias pueden reducirse de varias maneras. Vacúnese. Las vacunas contra el HPV son seguras y eficaces. Pueden proteger a los hombres y a las mujeres contra las enfermedades causadas por el HPV (incluso el cáncer) cuando se administran a las edades recomendadas (consulte con su médico los beneficios individuales de la vacunación). Las vacunas contra el HPV se administran en dos o tres inyecciones en un periodo de seis meses según la edad al momento de vacunarse. Es importante recibir las tres dosis.

Hágase una prueba de detección del cáncer de cuello uterino. Tanto la prueba de Papanicolaou como la prueba de detección molecular de HPV son de gran utilidad. También lo es la realización de la colposcopia según la indicación del médico tratante.

El uso de preservativo/condón en forma correcta cada vez que tenga relaciones sexuales. Esto puede reducir sus probabilidades de contraer el HPV. Sin embargo, el HPV puede infectar zonas que el condón no cubre, de modo que los condones pueden no ofrecer una protección total contra el HPV.

¿Cómo sé si tengo HPV?

No hay una prueba para determinar si una persona tiene o no el HPV. Tampoco existe una prueba del HPV aprobada para determinar si hay HPV presente en la boca o en la garganta.

Existen pruebas del HPV que se pueden usar para detectar el riesgo de cáncer de cuello uterino. Estas pruebas se recomiendan solo para la detección en mujeres de 30 años o más. No se recomiendan para la detección en hombres, adolescentes o mujeres menores de 30 años.

La mayoría de las personas con el HPV no saben que están infectadas y nunca presentan síntomas o problemas de salud por el virus. Algunas personas descubren que tienen el HPV cuando presentan verrugas genitales. Las mujeres pueden enterarse de que tienen el HPV cuando obtienen un resultado anormal de la prueba de Papanicolaou (al hacerse una prueba de detección del cáncer de cuello uterino). Es posible que otras solo lo averigüen una vez que presentan problemas más graves por el HPV como cánceres.

¿Me pueden tratar el HPV o los problemas de salud causados por este virus?

No existe tratamiento contra el virus mismo. No obstante, existen tratamientos para los problemas de salud que puede causar el HPV:

  1. Las verrugas genitales tienen tratamiento. Si no se tratan, las verrugas genitales pueden desaparecer, quedarse igual o aumentar en tamaño o cantidad.
  2. La lesiones precursoras del cáncer de cuello uterino pueden tratarse. Las mujeres que se hacen en forma periódica la prueba de Papanicolaou y tienen un seguimiento adecuado pueden identificar problemas antes de que aparezca el cáncer. La prevención es siempre preferible al tratamiento.
  3. Otros tipos de cáncer asociados al HPV también se pueden tratar más fácilmente si se diagnostican y tratan en las etapas iniciales.

Información